Saltar al contenido

El recibidor como lugar de almacenaje

Abrigos, chaquetas, zapatos, bolsos, llaves, cartas… hay muchas cosas que se van acumulando en el recibidor para los que, en el mejor de los casos, solemos pensar en un sitio en el que mantenerlas ordenadas. Sin embargo, quizás a nuestro recibidor le podamos sacar más partido y convertirlo en un auténtico lugar de almacenaje al mismo tiempo que en la carta de presentación de nuestra casa.

¿Habíamos pensado alguna vez, por ejemplo, que podemos colocar en el recibidor esas estanterías que no nos caben en el salón? Tampoco consiste en atiborrarlas de cosas, pero sí podemos combinar con algún adorno que embellezca el conjunto. A continuación os ofrecemos algunos consejos de decoración para el recibidor.


Un recibidor con nuestras cosas a la vista le dará un toque mucho más personal a la casa, además de aportar colorido. Podemos servirnos de baldas, de estanterías, y también de muebles que combinen puertas para mantener fuera de la vista cosas más privadas o que queden más desordenadas y menos presentables.


También sirven muebles de cajones, que podemos utilizar como archivadores de documentos o complementos, y de todo lo que se nos pueda ocurrir…

Si tenemos techos altos, no hay duda de que la parte superior es un lugar muy recurrente, sobre todo la parte que queda encima de la puerta de la entrada, y que el visitante sólo verá cuando salga.


Y otra idea es hacer un mueble puente que se ajuste a las medidas que tengamos disponibles alrededor de la puerta.

Soluciones, todas ellas, para aprovechar el espacio en el recibidor.

Visto en: House to Home.

Tambien puede interesarte:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *