Saltar al contenido

Decorar con cuadros escoceses: vuelve un clásico

Hace ya mucho tiempo que los cuadros escoceses saltaron de los tartanes a nuestros muebles, paredes y elementos decorativos para dar un toque original o clásico a las casas. Este motivo, tradicionalmente limitado a los colores verde, rojo y azul se ha modernizado para dar a cualquier hogar el tono de calidez y elegancia que se acomode a tu estilo. Puedes combinarlos en una composición abigarrada para conseguir un estilo folk en una casa rústica o en la montaña. O para vestir tu hogar de invierno.

Son casi imprescindibles en las ropas de cama de firmas conocidas internacionalmente como Ralph Lauren Home ya tiene en los cuadros escoceses su sello diferenciador particular.

Pero, si quieres ser original, no te limites a decorar con cuadros escoceses en pequeños complementos o a una estación del año. Busca la manera de que los cuadros escoceses den ese toque elegante y fresco que deseas en un baño, con colores fuera de lo habitual como los crema.

Hoy, hay diseños y complementos que puedes adaptar a cualquier tipo de hogares y estancias. Por ejemplo, un toque cálido a un comedor luminoso y en tonos claros.

Puedes usarlo tanto en muebles modernos como de época, eso sí, intenta que las paredes sean lisas y en tonos claros si no deseas recargar el ambiente.

Si eres de quienes no se asustan ante los retos ¿Qué nos dices de optar por los cuadros escoceses en el suelo? Alfombras, moquetas y vinilos te lo facilitan ya en numerosas firmas.

En toques minimalistas, en look total, en una sola época del año o para una decoración base, los cuadros escoceses, sean o no tendencia, nunca pasan de moda y dan un toque de personalidad que siempre se agradece. Si los eliges, acertarás.

Fuentes: TKLASSIc, Decocasa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *