Saltar al contenido

Decoración con cámaras fotográficas vintage

Incluso antes de que las cámaras digitales irrumpieran en la escena de la fotografía, las cámaras analógicas antiguas siempre han tenido un dejo vintage, chic y divertido . Las cámaras fotográficas vintage abundan en el mercado, y puedes conseguirlas por poco dinero, sobre todo en la red y en ferias de antigüedades, por lo que pueden convertirse en una pieza decorativa interesante, una colección sencilla pero llena de historia y personalidad. La decoración con cámaras fotográficas vintage es una forma certera y asequible de añadir personalidad a tus espacios.


Mostrar una colección de cámaras fotográficas antigüas es algo más sencillo de lo que parece. Si tienes varias, prueba agrupándolas para crear composiciones interesantes en alguna repisa desnuda, en las que ellas sean el centro de atención.


Si quieres crear una pieza mucho más contundente y con un marcado protagonismo, puedes seguir esta idea, en la que se han colocado las cámaras en una repisa sencilla, cuyo fondo es una pared pintada con pintura pizarra; con las siluetas de las cámaras y sus nombres dibujados en el fondo con tizas. Simple, minimalista pero efectivo.


Una pared destacada en algún tono vibrante servirá de lienzo para exhibir un grupo de cámaras vintage. Su color negro contrasta con la pared, creando un punto focal y hasta luminoso.

Si deseas aprovechar el espacio de alguna pared desnuda, crea un interesante arte 3D, enmarcando las cámaras antiguas en marcos de fotos. Puedes aprovechar cualquier rincón que tengas libre para crear una composición interesante, capaz de revitalizar tu hogar.


 Imágenes: ApartmentTherapy, BlissfullyDomestic, Roadkillrescue, Houseofchic, Papergarland

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.