Saltar al contenido

Decora con sillas Bergere

Hay elementos decorativos clásicos que han logrado trascender las barreras de su época, convirtiéndose en un icono de diseño y elegancia. Ejemplo de ello son las sillas Bergére, que han logrado integrarse exitosamente a las exigencias del diseño de interior moderno.  Tan populares como hermosas, son una maravillosa adición para la decoración de tu hogar.  Atrévete a decorar con las sillas Bergere y llena de personalidad y elegancia tus espacios.


Una Bergere es una butaca cerrada tapizada que se originó en París en el siglo XVIII. Es tradicional que estas sillas cuenten con un cojín para el asiento separado. Los lados, el espaldar y los brazos están tapizados, pero el resto de la trama queda al descubierto, y suelen estar decorados con tallas y molduras exquisitas, además de un acabado en laca, dorado o plateado.



Originalmente, las sillas Bergère fueron utilizadas con frecuencia entre la nobleza. En efecto, son parte del mobiliario del Petite Trianon de Marie Antoinette. Se caracterizan por sus marcos de madera ligero, hechos así para facilitar su traslado.

Ahora bien, para integrarlas a un entorno mucho más moderno, puedes prescindir del tono dorado y la seda. Puedes conseguir alguna de estas sillas en algún mercadillo vintage o venta de garage y adaptarla tu estilo. Comienza tapizándola en algún material mucho menos suntuoso e incluso, con algún estampado divertido. En cuanto a la madera expuesta, puedes dejarla en dorado o incluso pintarla en blanco o cualquier otro color contrastante.


La idea es aprovechar su diseño elegante para transformarla en un objeto protagonista de tu decoración. Ya sea en pares o solas, puedes colocar estas sillas en tu sala de estar, habitación o incluso en el baño. No sólo añadirá un caprichoso dejo de elegancia, sino que también será un punto focal que puede transformar el espacio.

Imágenes: dwellingDiscussed, houseandhome, decorpad

Tambien puede interesarte:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.