Saltar al contenido

Bonito jarrón con un cinturón reciclado

Decorar puede ser barato y divertido. Si queremos una decoración low cost, tan sólo tenemos que fijarnos un poco en objetos que ya no usemos. Con un poco de imaginación las ideas comenzarán a fluir, dando como resultado verdaderas obras de arte. Piezas que podremos colocar en cualquier rincón de la casa.

Jarrón con un cinturón


Os hemos enseñado como realizar jarrones con un sinfín de objetos, por ejemplo usando una botella pintada desde dentro. No obstante, el jarrón que os traemos esta vez será ideal para los ambientes más vintage. Una pieza única que podremos colocar en el comedor, el estudio o incluso en un dormitorio.


Reciclando un cinturón

Para hacer este bonito jarrón, tan sólo necesitamos un cinturón viejo y un bote de cristal. El bote de cristal no debe ser muy grande, pues si sus dimensiones son demasiado grandes, seguramente nos faltará cuero para cubrirlo.


Cortamos el cinturón por la mitad. Tomamos un extremo del cinturón, el que no termina en la parte metálica, y lo pegamos en la base del tarro. Poco a poco lo iremos enrollando para que la parte del cierre quede más o menos en el centro del jarrón. Con la otra parte comenzamos igual pero por la parte superior, de esa forma coincidirán ambas en la parte central y podremos abrocharlas como si se tratara de un cinturón en uso.

Cinturón reciclado

Con un poco de maña, esta parte puede quedar en el lugar que nosotros queramos, por ejemplo la parte superior. Es cuestión de ir probando sin pegar y posteriormente ir poniendo pequeñas gotas de pegamento para que los trozos de cuero queden fijos.

Cuando lo terminemos, tan sólo debemos llenarlo de agua y colocar unas bonitas y coloridas flores frescas. El resultado es de lo más encantador, y quedará realmente bien en ese rincón vintage de tu casa.


Fotos vía: shelterness.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.