Saltar al contenido

Alternativas a los cabeceros convencionales

Seamos prácticos, aunque a muchos nos gusten los grandes cabeceros para nuestras camas lo cierto es que este elemento es capaz de restar a nuestra habitación un precioso espacio. Y es que aunque no hay nadie que pueda dudar sobre lo favorecedor que puede ser colocar un cabezal de forja o de madera, lo cierto es que cuando nuestras casas son pequeñas, todo espacio es necesario.

¿Y qué puedo hacer entonces con esa pared? Por suerte con la decoración todo es posible!


Bueno, en realidad existen otras opciones a la hora de decorar las pareces en las que nuestra camas reposan. Por ejemplo, es una excelente opción (y bastante rentable) colocar vinilos decorativos como cabecero. La ventaja es obvia, no se trata de muebles auxiliares ni en tres dimensiones, por tanto, al estar pegados completamente a la pared, nos dará sensación de profundidad pero no nos restará nada de espacio.


Otra opción es, por ejemplo, usar la pintura. Si somos manitas y tenemos buen pulso podremos dibujar cualquier tipo de forma en nuestra pared. Esta opción es capaz de darnos más profundidad que los vinilos (ya que estos, el tema color lo tienen bastante limitado). Además sigue sin restarnos ningún tipo de espacio.

Por último, una idea que nos gusta mucho es la de usar un papel pintado llamativo. En la actualidad existen ciertas tiendas que son capaces de imprimir en un trozo de papel (con el tamaño que tu pared necesite) cualquier imagen que queramos. Desde un paisaje natural hasta los rascacielos más impresionantes del mundo. Una ventana al mundo desde nuestra habitación, que como las otras opciones no nos quitará ningún centímetro a nuestra estancia.


Fotos vía: dormitorio-fresco, decora.blogspot, decoralia, im-personal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *