A la hora de usar un estilo rústico, más o menos tenemos claro qué materiales, tipo de muebles y pintura se debe usar. Y es que este es un estilo del que sin duda alguna todos sabemos algo. Hoy queremos añadir una nota a pie de página sobre los elementos que configuran este ambiente, dos materiales que usados de forma conjunta pueden ayudarnos a crear un mobiliario auxiliar, o no tan auxiliar, en estas estancias rústicas.

Se trata del empleo de la forja y el mimbre. Si por separado pueden emplearse en ambientes totalmente distintos, juntos son un aliado perfecto en la decoración rústica. Imaginemos una cama con un cabezal de forja, no necesariamente complejo, más bien con una arquitectura simple y con poca ornamentación. Teniendo este elemento, podemos sumar unas delicadas y sencillas mesitas de forja y mimbre, las cuales mezcladas con los tonos adecuados (un mostaza o un verde oliva por ejemplo) nos darán un resultado increíble.

Leer noticia completa »


Busca en EstiloyDeco

Suscríbete a EstiloyDeco

Recibe todas las noticias de EstiloyDeco en tu email:

Hazte Fan

Diseño y Decoracion

Síguenos en Google+