Las necesidades en cuanto a mobiliario de las habitaciones no han cambiado mucho desde la era victoriana. En efecto, siguen siendo imprescindibles una cama, mesas de noche, lugares para almacenar ropa y poco más. Para muchos la estética victoriana sigue estando llena de magia, elegancia y sofisticación; además las nuevas tendencias en decoración han mantenido vigentes estos motivos propios en tapices, textiles y muebles. Si deseas impregnar tu habitación moderna con un poco de este lujoso estilo, sigue estos consejos para decorar habitaciones al estilo victoriano.

Vale la pena destacar que las damas victorianas a menudo pasaban toda la mañana en la cama leyendo y escribiendo cartas en sus casas de campo. Así que puedes comenzar a considerar tu propia cama como un pequeño remanso para estas placenteras actividades, aunque las hagas con tu portátil. Crea el ambiente con lencería de colores claros, muchos encajes, puntillas y almohadas mullidas. La cama es la protagonista del espacio.

Además de la cama, el armario, sin duda, sería la pieza más grande de los muebles en una habitación victoriana. Las versiones más populares tenía un espejo en el centro y espacio de almacenamiento de doble ancho en cada lado. Tradicionalmente, los armarios son de madera oscura barnizada lo que puede ser muy grande y sombrío para los gustos de hoy. Sin embargo, es posible encontrar armarios de madera labrada que puedes pintar y restaurar.

Creo que casi todas las mujeres soñamos con camas con dosel, pero si no tienes la dicha de tener una, entonces puedes seguir otro truco para dar ese toque victoriano a tu cama: coloca a los lados cortinas de tela ligera, que hagan juego con las cortinas de las ventanas. Aprovecha las telas suntuosas, con detalles bordados para darle un toque sofisticado a tu habitación.

En cuanto a la paleta de colores, prácticamente no existen límites. Prefiere tonos claros como el blanco y el azul para dormitorios más románticos y tonos profundos y ricos como el vino tinto y el verde esmeralda para una habitación más seria. Combínalo con tonos dorados y plateados para un look más sofisticado.

Aprovecha el revival de los motivos victorianos y románticos en los papeles pintados: cubre alguna pared con un papel tapiz de flores o de toille de Jouy, un motivo muy popular para la época. Del mismo modo, las lámparas de techo tipo araña son perfectas para este estilo.


La cama de latón es característica de las habitaciones victorianas. Busca una cama de hierro o latón forjado y si te parece muy severo el color, puedes pintarla para crear un look romántico con colores claros o uno más ecléctico con tonos contrastantes.

Las mesillas de noche solían ser diferentes a la cama, los juegos de dormitorio uniformes no eran muy populares. Así que no temas utilizar algunas mesillas de madera de diseño clásico o unas más sencillas, pero cúbrelas con un mantel de encaje.

Los espejos, sillas y peinadores son la excusa ideal para incorporar el estilo victoriano en la habitación. Los muebles con molduras, las sillas al estilo Luis XV y similares son perfectas para este look. Recuerda, tu habitación es tu santuario y debe reflejar el lujo y esplendor que deseas sin dejar de lado tu personalidad.

Imágenes: HomeditdecorationChanel, DistroArchitecture, Roomdes

Puedes seguir las respuestas a este post mediante nuestro RSS 2.0 feed. Puedes dejar una respuesta, o trackback desde tu sitio.

Deja un Mensaje


Busca en EstiloyDeco

Hazte Fan

Diseño y Decoracion

Síguenos en Google+

Patrocinadores

Manualidades

Suscríbete a EstiloyDeco

Recibe todas las noticias de EstiloyDeco en tu email:

Ahora sigue EyD en:

Microcemento

La Botigueta