Combinar colores en la decoración: 5 errores frecuentes

Home/Ideas/Combinar colores en la decoración: 5 errores frecuentes

Combinar colores en la decoración: 5 errores frecuentes

Decorar una casa es una tarea maravillosa. Seguro que tienes un montón de ideas para tu comedor, tu salón o tu dormitorio. Estas ideas estarán relacionadas, seguramente, con varias tonalidades. Sí, el color en una vivienda es esencial. De hecho la psicología del color afirma que es muy importante la elección de los mismos. Ahora bien, hay que tener muchísimo cuidado a la hora de combinar colores. Por tal motivo nos pareció oportuno compartir esta lista de 5 errores frecuentes a la hora de combinar colores en la decoración.

Combinar colores en la decoración

Hay una serie de consejos que nos gustaría darte para evitar errores comunes en la combinación de colores. Desde la elección de los mismos, pasando por el manejo del contraste, y hasta incluso la ventaja de conocer la regla del 60-30-10 para combinar colores, de la cuál hemos hablado antes pero en esta ocasión volveremos a repasar un poco. Además puedes darle un vistazo a un artículo en EstiloyDeco que habla sobre cómo elegir los colores para pintar tu casa.

Utilizar demasiados contrastes al combinar colores en la decoración

Los contrastes están bien. Lo cierto es que un buen contraste de tonalidades puede dar lugar a un ambiente de lo más interesante. No obstante, debemos tener mucho cuidado en este punto. Lo ideal es ir con cuidado al momento de contrastar, pues podemos pasar de un ambiente relajado a la exageración. El exceso de contrastes no hace que las estancias parezcan relajadas, sino todo lo contrario. Pueden suponer un choque demasiado fuerte para nuestros ojos. Además, podemos incluso hasta llegar a cometer el errores comunes a la hora de combinar colores como ser el hecho de utilizar dos o más colores completamente incompatibles. Una vez más, el contraste a la hora de combinar colores en la decoración debe existir, pero con mucho cuidado.

Contrastes en la decoración de interiores

Contrastes en la decoración

No combinar los colores con los muebles

Todo el conjunto debe estar en armonía. Si optamos por grandes dosis de color en paredes y textil, pero no tenemos en cuenta los muebles de cada estancia, podríamos estar también equivocándonos. Hay materiales y colores en los muebles que dan más libertad al respecto, por ejemplo, los muebles de madera natural o los muebles en color blanco, que probablemente combinen mucho mejor con diferentes colores. Fuera de estos, lo mejor será no arriesgar demasiado. Si tienes un dormitorio con muebles azules, no empieces a experimentar añadiendo colores en todas las paredes.

Muebles de madera con textiles de colores

Muebles de madera y blancos con textiles y pared en tonos azules

Muebles de madera y blancos combinados con otros colores

Abusar de los colores fuertes

Un color fuerte y potente puede combinar perfectamente con tonos más claros. No obstante, si “enloqueces” y empiezas a llenar tus paredes y tus textiles con demasiados colores fuertes, podrías terminar creando un lugar demasiado barroco y abrumador. Intentar controlarse en esto de las tonalidades fuertes es un consejo que debes tener en cuenta a la hora de combinar colores en la decoración. Mejor reservarlas para una única pared o para los textiles, dejando las otras paredes en blanco.

Colores fuertes para decorar la terraza

No combinar absolutamente nada

El error al combinar colores en la decoración puede pasar precisamente por no combinar nada. Sí, es cierto, “para gustos colores” (nunca mejor dicho), pero los ambientes exclusivamente blancos o en cualquier otra tonalidad, pueden ser muy monótonos. Lo ideal es conseguir el equilibrio. Mezcla algo de color para dar dinamismo.

Salón decorado en verde, naranja, amarillo y blanco

Tambien puede interesarte:

No encontrar el equilibrio

El equilibrio al combinar colores en la decoración, como vemos, es esencial. Para ello, lo mejor es basarse en la regla del 60-30-10 para combinar colores, de la cuál hemos hablamos hace algún tiempo. Esta regla es la que aprenden los estudiantes de diseño de interiorismo prácticamente al empezar sus clases. Ayuda a distribuir los colores sin caer en el exceso, que es lo que siempre debemos evitar.

Así, el 60% de la estancia deberá tener un color dominante, el 30% de esa estancia tendrá un color secundario y el 10% restante será un color que aportará el acento. El color dominante puede estar en las paredes, lo habitual es que sea neutro. Si optas por uno más fuerte, el resto de la estancia deberá jugar con colores claros.

Regla del 60-30-10 para combinar colores

El color secundario se aplicará a muebles y textiles. Lo mejor es escoger colores secundarios, valga la redundancia, del que hemos escogido como dominante. es decir, aquellos colores que surgen de la combinación de dos colores primarios. También hay combinaciones muy atractivas que quizá nos sorprendan, como el azul y naranja o el amarillo y violeta.

El color de acento es un aporte ligero y muy diferente al resto. Este aporte lo puedes ver en pequeños detalles, como un cuadro, un cojín o un jarrón.

Truco para combinar colores en la decoración: 60-30-10

¿Qué te parecieron estos 5 errores frecuentes a la hora de combinar colores en la decoración? Esperamos que estas líneas te sirvan a la hora de decorar tu casa. Y como siempre decimos, si te pareció interesante el post nos encantaría que lo compartieras en tus redes sociales.

Imágenes vía: orchidlagoon, westwing.eselmueble.comverdecora.es,  elmueble

Otros artículos que pueden interesarte:

By | 2018-07-31T21:33:37+00:00 junio 7th, 2018|Ideas|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment